Skip to content

¿Luchar o aliarse con el rumor?

2010/06/09

Siempre que hablamos de comunicación entendemos el rumor con una connotación negativa, perjudicial para la armonía informativa de cualquier sistema, bien sea una empresa, un grupo de amigos, un partido político…. El rumor es esa información que independientemente de su veracidad la gente  nos la creemos, no es así?

Aplicado al ámbito de las organizaciones, cuando trabajamos en proyectos de Comunicación Interna corroboramos lo perjudicial del fenómeno de la rumorología y las consecuencias negativas que genera a todos los niveles.

A nivel organizativo, por ejemplo, condiciona en cuanto a valores, se proyecta una cultura de no transparencia y un hábitat poco fiable. A nivel de procesos se generan ineficiencias operativas claras y a nivel de personas se consigue desarrollar suspicacia, desconfianza, incertidumbre y, por ende, una clara falta de compromiso con la organización.

Allport (Psicología del rumor. Allport, Gordon. Psique. Buenos Aires. 1982) agrega que, al generarse un estado de ‘ansiedad’ dentro de las organizaciones por la expansión de rumor, las personas tienden a tomar un punto de vista derrotista y terminan reflejando odio y hostilidad, creando un ambiente de trabajo de discordia, e incluso de confusión y de desmoralización.

Por lo tanto, el rumor es el gran enemigo contra el que hay que luchar, no? Eso creía yo hasta que leí el interesante artículo de opinión de Jose María Romera en el Correo (http://www.elcorreo.com/vizcaya/v/20100530/opinion/fuerza-rumores-20100530.html) que me ha hecho reflexionar. El autor relata un capítulo donde la utilización del rumor es efectivo y aporta consecuencias muy favorables para quien lo sabe gestionar.

Os cuento la historia…Cuando Alejandro Magno se disponía a enfrentarse a las tropas persas en la decisiva batalla de Gaugamela, propagó el rumor de que su plan era atacar de noche. Los espías infiltrados entre los suyos alertaron a los persas, que permanecieron en vela hasta el amanecer mientras Alejandro y su ejército descansaban. Por la mañana tuvo lugar el ataque, ante el que nada pudieron hacer los dormidos soldados del rey Darío.

En este caso el rumor había sido una poderosa arma de combate. A. Magno gestionó el rumor para obtener resultados beneficiosos, hoy en día hay directivos que se valen de este sistema y hacen circular rumores a propósito para obtener por ejemplo un ambiente favorable a nuevas medidas a implementar.

Más aún en estos tiempos de crisis e incertidumbre la gestión de la rumorología se hace más crítica. Aunque la sabiduría convencional recomienda no decir nada cuando no se tiene nada que decir, lo opuesto es lo correcto: habla a tus empleados y llena todos los espacios vacíos con información oficial, antes que permitir que los rumores se apoderen de ellos.

Igual que un elogio de vez en cuando siempre es bien recibido por el trabajador y es motivador, compartir las buenas noticias debería ser algo más común; sin embargo,  parece que la alta dirección de muchas organizaciones es aún demasiado discreta.

José Luis Cantalejo, director de Comunicación Interna de Caja Madrid explicaba en un encuentro sobre Comunicación Interna  cómo en la entidad han tenido que “reforzar la difusión de mensajes positivos basados en datos reales de la marcha del negocio para contrarrestar los efectos de la crisis financiera”. Cantalejo expone de manera práctica la importancia de transmitir a los empleados información directa del presidente u otros altos directivos sobre la marcha de la entidad. El objetivo es generar confianza y transmitir la solvencia, fortaleza y estabilidad de Caja Madrid. “Se trata de implicar a los empleados convirtiéndoles en los protagonistas de las noticias positivas”

¿Luchar o aliarse (gestionar) el rumor? ¿Qué opinais?

– Oihane

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 2010/06/16 20:23

    En una empresa cuando más rumores circulen peor ambiente de trabajo tendrá.

    Los rumores provocan inseguridades y desconfianzas que van directamente proporcionados al bajo rendimiento de todos los empleados.

    Cualquier empresa que quiera ser líder en su sector, tiene que tener una buena política de comunicación y formación.

    Saludos

  2. oihane permalink*
    2010/06/25 07:40

    Hola Josep,
    Estoy de acuerdo contigo, el rumor genera desconfianza e inseguridad, aún así se trata de un fenómeno al que no podemos darle la espalda y debemos aprender a gestionar.

    un saludo y gracias por comentar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: